Cómo utilizar las mascarillas para el coronavirus

Con el auge del coronavirus se está produciendo también un aumento de las ventas de mascarillas en farmacias y comercios y en muchos casos un desabastecimiento de estas.

Pero, ¿las mascarillas son de utilidad?

Las mascarillas quirúrgicas, que son las más compradas por la población no son de utilidad porque su protección es más baja que la de otros modelos y además están destinadas a la protección de partículas grandes de aire, cuando en casos como el coronavirus lo que se busca es la defensa ante partículas pequeñas. Además, no se ajustan correctamente a la cara y están destinadas a detener los fluidos corporales del portador y, aunque se crea lo contrario, no protegen a este. 

El Gobierno de España recomienda las mascarillas FFP2 y FFP3, que protegen del 92% y del 98% de los microorganismos respectivamente. Por el contrario, la Organización Mundial de la Salud recomienda los respiradores N95, que no existen en Europa. 

De todos modos, a efectos prácticos se ha dado tanto al respirador FFP2 y N95 el mismo nivel de seguridad por su equivalencia, ya que el porcentaje de filtrado es bastante similar. Además, la FFP2 filtra al menos el 92% de las partículas de 0,3 micras, pero eso no quiere decir que no pueda a llegar a alcanzar cifras de filtrado de entre el 94 y el 95%.

¿Cuando son de utilidad las mascarillas para proteger de contagios?

La OMS recomienda solo cuando se tiene la sospecha de que alguien cercano o del entorno puede haber contraído la enfermedad o si el propio usuario tiene sospechas de haberse infectado. Además, la organización recuerda que estas mascarillas solo son completamente eficaces si se combinan con una buena higiene. Es decir, un lavado frecuente de manos con agua y jabón combinado con el uso de un desinfectante con base de agua y alcohol. 

Hay que tener en cuenta que el correcto aseo de las manos también hay que realizarlo antes y después de colocar la mascarilla y situar el respirador de tal manera de tal manera que no quede ningún tipo de huecos entre la cara y la mascarilla.

También es conveniente no tocar la mascarilla cuando esté en uso y cambiarla en cuanto sea necesario.

¿Cual es la manera adecuada de retirar una mascarilla?

Retirarla desde atrás sin tocar la parte delantera, tirarla en un recipiente cerrado y lavarse las manos con agua y jabón y desinfectante.

Es de vital importancia que no se utilice un respirador más usos que los que viene especificado y si se utiliza un respirador desechable hay que tirarlo inmediatamente, ya que si se utiliza habría riesgo de contagio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *