Cómo se realiza un lavado correcto de manos. Pasos para evitar el contagio de virus y bacterias

Mantener una buena higiene de manos es esencial, ya no solo para prevenir el coronavirus, sino para evitar infecciones, evitar la posterior propagación de estas y además, realizar esto tiene un coste económico menor que lo que tendremos que embolsar si resultamos contagiados.

La organización Global Hand Washing publicó en 2017 un estudio en el que explica los múltiples beneficios del lavado de manos para la población.

Los beneficios del lavado de manos para evitar contagios de virus

  • El lavado de manos previene infecciones y salva vidas ya que impide la propagación de afecciones gastrointestinales y otras respiratorias como la neumonía. Esta última y la diarrea son las principales razones del fallecimiento de los niños menores de cinco años en todo el mundo. Al propagarse por contacto físico, el lavado de manos hace que bacterias, virus y protozoos no se transmitan. Es más, en el caso de las enfermedades respiratorias, con la correcta higiene de manos se pueden reducir hasta el 20% de los casos.
  • Es un remedio efectivo con poco coste de inversión: estudios han demostrado que el gasto en lavado de manos puede dar beneficios similares a las inversiones en agua y saneamiento pero a un coste bastante más bajo. Además, minimiza los riesgos para la población que no tiene un correcto saneamiento e incrementa la utilidad de las infraestructuras que ya están.
  • Con el lavado de manos se previene enfermedades y se mejora la salud: unas manos limpias dificultan la transmisión de una enfermedad. Así, si toda una familia, un aula o una oficina tiene un correcto lavado de manos, la enfermedad se detendrá de manera efectiva.
  • La OMS afirma que si se sigue un correcto lavado de manos de forma habitual, se ayuda a obtener beneficios a largo plazo. Así mejorará la nutrición (debido a la reducción de las diarreas gracias al lavado de manos), la educación porque reduce el absentismo escolar provocado por enfermedades y económicamente porque reduce los días de ausencias en el trabajo, así como provoca un ahorro en el sistema de salud.
  • No solo hace falta agua, también jabón: el jabón ayuda a la fricción y a descomponer la grasa y porquería donde habitan los microorganismos. 

Con el auge del coronavirus aumentan las medidas de prevención para evitar la propagación de la enfermedad. Tanto la Organización Mundial de la Salud como los gobiernos de los distintos países afectados han llegado a la misma conclusión, como en el caso de Italia y el coronavirus: la vital importancia de una buena higiene de manos con agua y jabón.

Hay que recordar que para la Organización Mundial de la Salud el lavado de manos es la opción más eficaz de prevención cuando tenemos las manos sucias o vamos a estar expuestos a determinados microorganismos.

Otra de las medidas recomendadas para progresar en la prevención es el uso de geles hidroalcohólicos. Estos solo deben ser usados cuando una persona va a estar expuesta al riesgo durante un largo periodo de tiempo y el lavado de manos sería inviable. Asimismo, es útil como complemento tras el lavado de manos pero siempre priorizando el agua y jabón ya que los geles hidroalcohólicos no arrastran la suciedad.

Un artículo publicado por Tiritas afirma que en torno a un 40% de los contagios en el entorno sociosanitario se previenen con el lavado de manos. Degún la Organización Mundial de la Salud, las manos son la principal vía de contagio en el ámbito de la sanidad. Miles de personas fallecen alrededor del mundo por infecciones contraídas en el ámbito sanitario.

Por eso es tan importante la higiene de manos. Como ya hemos hablado antes es la principal solución para evitar la transmisión de microorganismos y contagios. En torno al 99% de los gérmenes se neutralizan gracias a esta acción.

La Organización Mundial de la Salud instauró en 2009 el 5 de mayo como Día Mundial de la Higiene de Manos, enmarcada dentro de la campaña “Salve vidas, lávese las manos”, donde prioriza la defensa del lavado de manos en el entorno sanitario.

¿Cómo se realiza correctamente un lavado de manos?

  • El primer caso es mojarse las manos con agua para luego aplicar el jabón suficiente para cubrir toda la extensión de las manos. Aunque se tiende a pensar que el agua caliente elimina mejor las bacterias y suciedad que el agua fría, un estudio publicado en 2017 por la Universidad de Rutgers llegó a la conclusión de que ambas temperaturas son igual de efectivas en este sentido.
  • Frota las palmas de las manos entre sí.
  • Frota la palma de la mano derecha contra el dorso de la izquierda entrecruzando los dos y viceversa.
  • Frota los dedos entre sí con los dedos entrecruzados.
  • Frota el dorso de los dedos de una mano con la palma de la mano contraria manteniendo unidos los dedos.
  • Rodea el pulgar izquierdo con la palma de la mano derecha y frotarlo con un movimiento de rotación y al contrario.
  • Frota la punta de los dedos de la mano derecha con la palma de la mano izquierda y la ayuda de un movimiento de rotación y al revés.
  • Enjuaga las manos y sécalas con una toalla que solo debes usar tú, de manera prioritaria.

6 comentarios de “Cómo se realiza un lavado correcto de manos. Pasos para evitar el contagio de virus y bacterias”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *